Sembrando en febrero 2016

 

FRANCISCO Y LOS NUEVOS VICARIOS EPISCOPALES

 

El Papa Francisco viene en febrero a México, nos visita y, seguramente, su presencia se quedará grabada en la memoria del corazón de muchas personas por su testimonio alegre y su palabra contundente. Sin embargo, tiene que regresar a Roma para seguir 'confirmando en la fe' a toda la Iglesia.  Muchas gracias, Francisco, por privilegiar a nuestro México. Esperamos no defraudar tu benevolente misericordia.

 

Creemos que el Papa, sucesor de Pedro, es elección del Espíritu Santo que guía a la Iglesia, la sostiene y renueva para que cumpla bien su misión en la historia. Cada Papa aporta su personalidad, su genio, su manera de mirar a las ovejas que se le han confiado. La misión a cumplir es la misma de la Iglesia: hacer presente a Cristo y su Reino. Gracias a los adelantos de las ciencias de la comunicación y a las nuevas tecnologías, ya al alcance de más personas y pueblos, hemos conocido más de cerca a los Papas de los últimos cincuenta años. Pareciera que ocupamos asientos de primera fila para ver y oír, casi casi de frente, lo que cada Pontífice anhela, dice y hace.

 

Mucho se ha dicho y se dirá del Papa de origen latinoamericano. Su frescura y su cercanía comunican confianza y esperanza a un mundo que carece de confianza y esperanza. Nuestra Iglesia vuelve a ser buena noticia porque se renueva y vuelve a lo esencial: la misericordia es el nombre de Dios y sus hijos del siglo veintiuno deben irradiarla en obras y gestos concretos en las periferias y en los centros donde se siembra y cultiva la vida de cada día. Muchas gracias, muchas veces, Francisco, por tu presencia testimonial en medio de nosotros.

 

Hemos celebrado recientemente la 12ª.Asamblea Diocesana de Pastoral. Ha sido y es un acontecimiento eclesial muy significativo en el caminar de nuestra Iglesia particular que busca renovar sus procesos de evangelización para ser fiel a su Señor y a las personas que buscan ver a Jesús en medio de los complejos desafíos de nuestro tiempo. Nuestra Asamblea es el encuentro más representativo de la diócesis y la mejor oportunidad para decidir, como pueblo de Dios, el rumbo a seguir y los modos concretos para trabajar en comunión. Esperamos que la visita del Papa sea un impulso fuerte para renovar nuestra visión de Iglesia y las actitudes pastorales de todos los agentes.

 

En este ambiente ‘con olor a oveja’ y a agentes comprometidos hemos encomendado nuevas tareas a la segunda generación de Vicarios Episcopales territoriales. El Vicario Episcopal es un especial y cualificado colaborador del obispo en su zona geográfica. Están llamados a prestar servicios de animación, coordinación e ‘ir delante’ con acciones pastorales adecuadas en la ruta que nos hemos trazado para ser una Iglesia renovada. Ellos, junto con todos los agentes de la Zona encomendada, tienen la tarea de cuidar y promover los diversos carismas, hacer efectiva la espiritualidad de comunión, fortalecer y conjuntar las acciones pastorales e impulsar permanentemente el proceso pastoral y una pastoral de procesos. 

 

Esperamos que la experiencia eclesial que vivimos con la presencia comprometida del Papa Francisco y el acontecimiento de la 12ª. Asamblea animen a todos los bautizados a mostrar el rostro alegre y misericordioso del Evangelio de Jesucristo.

 

Con mi afecto y bendición

 

+ Sigifredo

   Obispo de/en Zacatecas

@signorbar
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Febrero de 2016 ©Diócesis de Zacatecas