Sembrando en diciembre

 

 

NAVIDAD/DICIEMBRE, INICIACIÓN/CEREMONIAS

 

¿Quién es primero? No hay duda que en un principio fue Navidad. Sin embargo, en la Navidad 2015, ya no es así en el occidente cada vez menos cristiano. Permanece en la liturgia y en ciertas tradiciones pero ya no influye profundamente en la vida, no fermenta de Evangelio las nuevas culturas. 

 

En los años que vivimos prevalece diciembre como el último mes del año civil y se acentúa el fin de año junto con sus ceremoniales y las apetecidas vacaciones. Sin embargo, podemos encontrar todavía reminiscencias del cristianismo en algunos gestos y ceremonias en la familia y en algunas comunidades. Pero cada vez es más notoria la influencia  secularista y secularizadora que, poco a poco, casi sin que nos demos cuenta, introduce su lenguaje con significados no cristianos. Es común, por ejemplo, usar la expresión 'fiestas decembrinas' o 'de temporada' en lugar de la fiesta de Navidad.

 

¿Qué está pasando? El centro y razón de ser ya no es Jesucristo y su Reino. Hay muchos otros centros de atracción, otros intereses, otras visiones de Dios, del tiempo, de la familia, de la vida. La influencia parece venir de fuera de la Iglesia; quizás también de un cierto desgaste del cristianismo y de cristianos cansados e indiferentes que se han sumado a la influencia secular.

 

Lo que sí viene de dentro de la Iglesia es la transformación de la iniciación cristiana (Navidad personalizada) en un ceremonial cada vez más de costumbre religiosa que de un verdadero inicio de la vida en Cristo que está orientada a dar frutos durante toda la vida. Hasta el mismo lenguaje que usamos indica esa tendencia: decimos la palabra ceremonia y sus signos  externos propios en lugar del inicio de la vida cristiana;  bautizo en lugar de bautismo, requisitos por catecumenado, catecismo o doctrina por evangelización. La ceremonia -que también es propia de la iniciación cristiana- queda reducida a un rito pasajero que casi no tiene influencia en la vida de cada día. 

 

¿Por qué esta reducción que, poco a poco, debilita la identidad y la misión del cristiano? Si la secularización ha ido sacando al Hijo de Dios de la Navidad y convirtiendo el tiempo en temporada decembrina, el debilitamiento de la forma como inicia la vida un cristiano va sacando a Jesucristo del misterio del inicio de la vida y dando la centralidad a la costumbre religiosa que no compromete a ser mejores personas.      

 

Durante el año 2015 (después del nacimiento de Cristo) hemos reflexionado sobre los desafíos que la secularización del mundo posmoderno pone a la iniciación del cristiano, modelo 2015. Esperamos que todas las comunidades de nuestra diócesis vuelvan su mirada hacia Jesucristo y se dejen encontrar por Él para que la nueva evangelización sea una buena noticia para todos.

 

Les deseo una Navidad con tonos, colores y sabores de una renovada Iniciación Cristiana.

 

Los bendigo con afecto de Navidad. 

 

 + Sigifredo

Obispo de/en Zacatecas

@signorbar
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

Diciembre de 2015 ©Diócesis de Zacatecas