VISITAR Y/PARA RENOVAR 

 

Peregrinación Basílica de Guadalupe

12 septiembre 2014

 

1. SALUDOS

 

Saludo a todos los peregrinos de la diócesis de Zacatecas... Los que vienen de lejos (USA, ZAC, JAL, SLP)... Los que viven en el DF, Estado de México... Los de todas partes, peregrinos... Todos hijos de Dios, hijos de María... Los que visitan en este momento la casa de María y casa nuestra.

 

 

2. LA PALABRA QUE ESCUCHAMOS

 

-  Visitamos porque hemos sido visitados... Hoy todo nos habla de hijos, de familia, de pueblo, de salvación...

 

-  Dios ha visitado a su pueblo desde el inicio, en el principio, en el trayecto de su formación... Él nos amó primero.... Así canta la sabiduría... Es la conciencia y vivencia del pueblo elegido en la persona del sabio y del profeta (1a Lectura). 

 

-  La visita definitiva ha sido realizada en su Hijo Jesucristo, nacido de mujer (2a. Lectura)... Vino para quedarse... Puso su tienda entre nosotros... Tiene su domicilio en la historia del nuevo pueblo que se ha ganado con su sangre... En ti, en el hermano, en el hermano que hacemos prójimo y en el prójimo que hacemos hermano gracias al hijo de María, el Hijo de Dios, verdadero Dios y verdadero hombre por quién se vive...

 

  • Disfrutamos las escena encantadora del Evangelio de la visitación. ¡Qué belleza! ¡Qué cuadro tan humano y tan divino! La visita de Hijo a hijo, de madre a madre, de creyente a creyente.. dos hijos y dos madres... Ya nada será igual... Todo se transforma... La historia de salvación se hace encuentro para que todas las generaciones encontremos a Jesús y, en Jesús, seamos salvados...  Este encuentro hace posible ya el abrazo y la caricia de Dios al alcance de todos los que se dejen encontrar al tocar la puerta de la fe...  Gracias, María, por tu sí humilde y genial... Tu visitación se ha continuado en el tiempo, en todo tiempo, en todos los tiempos y lugares...

 

-  Por eso estamos aquí, descalzos y confiados, urgidos de ayuda y con corazón agradecido,  con fe de pequeños (Juan Diego) y miras de gente grande... ¡Qué bien nos sentimos en tu casa, María! ¡Es la casa de nuestra madre del cielo! ¡Es nuestra casa!

 

3. HACE CIENTO CINCUENTA AÑOS...

 

  • Es la peregrinación 129 de nuestra diócesis... Toda la gente que ha caminado trayendo gratitudes y sufrimientos, esperanzas y penas... durante este tiempo y más, ha cantado con las palabras de María: "El Señor hizo en mí maravillas... Su nombre es santo... Proclama mi alma la grandeza del Señor..."

 

  • Nuestra historia de Iglesia peregrina en Zacatecas se ha escrito bajo la guía, el auxilio, el amparo, el refugio, los remedios, las mercedes, la presencia afectiva y efectivamente amorosa de María... Esta misma semana hemos celebrado la fe de María y su caminar amoroso entre nosotros en varios lugares, con diferentes advocaciones. La hemos venerado con el nombre de NS de los Zacatecas, NS de los Milagros, NS de Loreto, NS del Patrocinio, NS de los Dolores y de la Soledad, NS de los Remedios, NS de san Juan de los Lagos, NS de Atocha... Nuestra Señora de Guadalupe cada día 12 de septiembre. ¡Estos días nada más! Pero es todo el año y durante la ya varias veces centenaria edificación de esta Iglesia Particular.

 

  • En este año jubilar queremos agradecer a Dios por tantas visitas de María a nuestros hogares y pueblos. Agradecemos a la Virgen María su presencia, su prestancia, su acompañamiento, su constante intercesión, su forma de ser discípula misionera... No podemos entender nuestra fe en su Hijo sin ella, sin su intercesión, sin su maternidad a prueba de todo...

 

4. UNA IGLESIA DIOCESANA RENOVADA

 

  • Los tiempos están cambiando... Vemos el futuro de nuestra fe con preocupación... No todas las generaciones nativas de este siglo la llaman dichosa... Hay muchas causas... Muchas familias no transmiten la fe cristiana completa, ni a profundidad, ni con gozosa pasión... Nuestra fe en el Hijo de María se va reduciendo peligrosamente a devociones (muy vistosas) que no incluyen un compromiso de ser fermento, sal y luz en la sociedad convulsa y secularizada que vivimos... Nuestras parroquias adolecen, en general, de planes para la nueva evangelización... La profecía de María peligra, puede fracasar si no ponemos urgencia, inteligencia, audacia y pasión, de nuestra parte...

 

  • Hace un año pusimos a los pies de María la creación de seis zonas pastorales con sus respectivos Vicarios Episcopales... El fin: evangelizar mejor, en conjunto, organizadamente, solidariamente, planificadamente... Para renovar los procesos pastorales, como nos propusimos en enero de 2013 en la  X ADP...

 

  • Hoy ponemos en sus manos las Asambleas Parroquiales, Decanales, de Zona Pastoral y la Asamblea Diocesana... El fin: evangelizar mejor, sector por sector, casa por casa, familia por familia, joven por joven, enfermo por enfermo... Buscamos renovar todos nuestras estructuras  pastorales para que el a Evangelio del Hijo de María sea realmente significativo en la vida de las personas y los pueblos... Sea anunciado con pasión, sea celebrado festivamente, sea testimoniado mostrando -en cualquier circunstancia- el rostro de la compasión y ternura de Dios. 

 

  • Seguimos en la ruta que hemos trazado y estamos trazando para que nuestras parroquias se renueven y, así, nuestra diócesis sea casa creíble y escuela renovada de los nuevos discípulos misioneros que 'llamen dichosa a María'...

  • La visita de María y nuestra visita a María y a su Hijo tienen la urgencia y el gran desafío de la nueva evangelización... Visitados para renovar.

 

 

Madre de Dios, ruega por nosotros

Madre de la Iglesia, ruega por nosotros

Madre misericordiosa, ruega por nosotros

Reina de la paz, ruega por nosotros

@signorbar
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

12 de septiembre de 2014 ©Diócesis de Zacatecas