Peregrinos de la fe

Diócesis de Zacatecas

Basílica de Guadalupe

12 septiembre 2015

 

 

 

  • Bienvenidos a su casa, nos dice la Madre del cielo, nuestra Señora de Guadalupe  …

 

  • Hace 130 años me visitan en esta casa… Aunque sé que todos los días, en todas las comunidades y familias, en cualquier circunstancia, nos buscamos hasta encontramos… 

 

  • Sé que me llaman con nombres hermosos que recuerdan lugares, situaciones, personas, historias de amor…

 

  • Estos días me han invocado y me invocan con el nombre de NS de los Remedios de los Zacatecas… NS del Patrocinio… NS de los Milagros… NS de Loreto… NS de Aranzazú…  Tantos nombres, advocaciones, misterios… Durante todo el año… En cada ciudad, pueblo, comunidad.

 

  • ¡A sus órdenes, hijos!  Están en su casa…

 

 

 

  • Madre, venimos como peregrinos  …  

 

  • A agradecer el don de la fe…  A presentar nuestros adelantos…  A pedir lo necesario para ser mejores hijos, hermanos, padres, esposos, ciudadanos… Simplemente a verte… En tu casa nos sentimos bien cobijados; tú eres paciente, con muy buena memoria, muy cumplida… y pasas, luego luego, nuestros recados a tu Hijo… Tu amor maternal nos ‘aliviana’, fortalece, anima, consuela… Nos levanta... Como lo hiciste con la familia de Isabel y miles y miles de familias que te quieren tanto.

 

  • La fe, la esperanza y la caridad nos hacen salir de casa… Peregrinar nos recuerda que somos caminantes en/por la vida… Que somos hermanos, miembros de tu familia, llamados a cooperar y asociarnos en la nueva creación de tu Hijo… Que nos necesitamos… Mucho nos necesitamos…

 

  • Madre, vienen con nosotros tantas personas, familias, grupos… Cada persona/comunidad trae lo suyo, su ofrenda y sus peticiones… Cada uno de los 16 Decanatos, cada una de las 119 Parroquias… 

 

  • Madre, hace 44 días la comunidad parroquial de Mazapil fue duramente probada por la tragedia… Junto con ellos, toda la Iglesia y la nación…  Te presentamos esta pena… Madre de la esperanza, del buen consuelo, madre misericordiosa… Ruega por nosotros.

 

 

  • Hagan lo que Jesús les diga en este momento de la historia.  

 

  • La belleza de la Madre, trono de la sabiduría… La fe mueve todo, todo, todo… ¡Tomen muy en serio su fe!

 

  • La belleza del plan de Dios… Todo es para bien, en todo tiempo… ¡Tengan confianza!  El plan de amor de mi Padre no tiene pierde, es infinitamente mejor que el de ustedes.

 

  • La belleza de la caridad pronta, cercana, sencilla… No se necesitan palabras bonitas… Basta mirar el cuadro del Evangelio de este día… ¡Tomen muy en serio los detalles del amor en la familia y hacia las personas más necesitadas!

 

 

 

 

 

 

  • Regresamos a seguir construyendo la casa deseada y pedida por nuestra Madre… 

 

  • Ella pide ahora la construcción de la casa de su Hijo con el material del Evangelio… Los trabajadores se llaman evangelizadores… El trabajo es la nueva Evangelización. 

 

  • La casa común es el medio ambiente, nos está recordando con urgencia el Papa Francisco… Esta casa común requiere de decisiones y acciones inteligentes, audaces, urgentes: la casa se está cayendo… El Evangelio debe ser la aportación de los cristianos.

 

  • Nos urge dejar que el Espíritu Santo renueve el rostro de la Iglesia actual para que, evangelizando, se renueve la faz de la tierra, el aspecto preocupante que presenta nuestro mundo desencantado, vacío, desconfiado, desesperado.

 

  • Hemos decidido transitar por el camino de la renovación en nuestra diócesis… Buscamos lograr personas, estructuras, instituciones renovadas para el año 2020…  La  ruta nos indica que este año 2015 tomemos muy en serio el proceso y los procesos de la iniciación cristiana… Sólo con cristianos nuevos podremos ser fieles al Señor en los tiempos que vivimos… 

 

 

  • Madre, ruega por nosotros.

 

+ Sigifredo

   Obispo de/en Zacatecas 

@signorbar
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

12 de septiembre de 2015 ©Diócesis de Zacatecas