Vayan a mi Viña

 

 

16 de abril de 2014

Hermano sacerdote:

 

     La Liturgia de la Iglesia es fiesta oportuna de salvación en cualquier circunstancia de la historia de la Iglesia. No quiero dejar pasar la ocasión del Año Jubilar y de la Misa Crismal 2014 para agradecer al Señor el llamado que te ha hecho para servir en esta Iglesia de Zacatecas y agradecer a ti la pronta respuesta a la misión que se te ha confiado. La fe en Él nos ayuda a reconocer que somos del Señor para servir en y como su Iglesia en el mundo, ahora en los nuevos contextos con sus escenarios y desafíos..

 

     Renovar este día las promesas sacerdotales forma parte del dinamismo de la Pascua del Señor y de nuestras pascuas como pastores. En efecto, al renovar nuestras promesas de pertenecer sólo al Señor, el Buen Pastor, también nos comprometemos a renovar las actitudes, estilos y métodos pastorales. Si la Pascua del Señor fundamenta nuestra fe y es la razón de ser de los Sacramentos quiere decir que la novedad de nuestra vida y  ministerio  como pastores es una exigencia pascual. Es manifestación de fidelidad alegre, oportuna, creativa, solidaria y eficiente. Fidelidad a Dios, fidelidad a la Iglesia y fidelidad al hombre contemporáneo son la consigna. 

 

     Estamos en vísperas del día 5 de junio de 2014, fecha emblemática en la historia de nuestra diócesis. Hemos seguido la ruta trazada para su celebración. Nos encontramos en un momento significativo y delicado: pasar (siempre es Pascua) de la acción de gracias al compromiso de  diseñar la Iglesia diocesana de los próximos años. Es la hora para que cada comunidad parroquial haga el discernimiento pastoral y decida el plan de acción para responder adecuadamente a sus desafíos pastorales. Tu participación, hermano sacerdote, debe ser expresión de abundantes frutos de la Pascua.

 

     Que al bendecir los óleos, consagrar el crisma y renovar las promesas sacerdotales dejemos que el Espíritu Santo –el mismo que renovó a María- nos conduzca por los caminos de la fe-esperanza-caridad de la Pascua.

 

Con un abrazo paternal, fraternal y amigable.

 

+ Sigifredo Noriega Barceló

   Obispo de/en Zacatecas

@signorbar
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

16 de abril de 2014 ©Diócesis de Zacatecas