ORDENACIÓN PRESBITERAL DE RAÚL

Ábrego, 2 de julio de 2013

 

 

 

  • Saludos a la comunidad de Ábrego, Decanato, Zona pastoral…

 

 

  • La Palabra de Dios

 

  • Todo habla de vocación cristiana y vocación sacerdotal. Invitación, llamado, elección, experiencia de/con Jesús, decisión, aceptación… La presencia de cada uno de ustedes y la presencia del Resucitado que habla, llama, consagra y envía.

Papás…. Familia…. Compañeros… Amigos… 

 

  • Antes del texto de hoy: “¿Maestro, dónde vives?” ¿Quién es primero? ¿El maestro? ¿El discípulo?... Bella y comprometedora pregunta… Fiel y pronta respuesta del Señor… El ser humano se define como un ser en camino, por eso pregunta… Jesús se define como el camino; es el indicador de Dios, por eso responde… Cuando se unen pregunta y respuesta, maestro y discípulo, surge algo nuevo: la comunión… La vocación sacerdotal es encuentro      de entrega y comunión…

 

  • “Se quedaron con él…” Jesús ha entrado en aquellas vidas y las ha llenado… No es exaltación del momento, ni aceptación teórica de las doctrinas de un maestro… Es un encuentro que ha transformado unas relaciones humanas en relación divina, es decir, en relación de amor mutuo… Fueron y vieron… Jesús no tenía cosas que ofrecer… Tenía vida, vida nueva, vida plena, vida eterna… Jesús entra en aquellas vidas, las trastorna, reclama una entrega total y no impone nada… sólo seguirlo… “Seguir significa conocer la voz de Jesús y marchar detrás en medio del alboroto de voces que nos rodea… Es confiarse a la Palabra de Dios, colocarla por encima de la ley del dinero, del placer y del tener para vivir según ella”. (J. Ratzinger)… Ser sacerdote es cuestión de confianza en Dios, amor a Dios, confianza en la comunidad, amor a la comunidad.

 

  • Es lo que hacen Felipe y Natanael… los primeros discípulos, al encontrar a Jesús, al encontrarse con Jesús… Se fían de Jesús y se van con él… Quizá Natanael era doctor de la ley; al menos estaba familiarizado con las Escrituras. La expresión ‘estar debajo de la higuera’, significaba en el lenguaje de los rabinos,  estudiar atenta y profundamente la ley…  Eres llamado por tu nombre

 

  • El caso especial de Natanael: hace la misma profesión de fe que va a hacer el mismo Pedro: “Tú eres el Hijo de Dios”. Por semejante profesión de fe, Pedro recibe la primicia en la Iglesia… A Felipe se le promete ver la gloria del Mesías con el cielo abierto y los ángeles bajando y subiendo sobre este Hombre. Eres ungido para una misión y un horizonte…

 

  • “Éste es un verdadero israelita en el que no hay doblez”… No hay mejor confesión de fe en el elegido, sin hipocresías, sin falsedades, sin falsificaciones… Enorme tarea para el sacerdote: hombre sin falsedad, cristiano sin falsedad, sacerdote sin falsedad.

 

 

  • El rito

 

  • ¿Estás dispuesto, quieres, dedicar toda tu vida al anuncio de Jesús, Evangelio del Padre, Buena Noticia para todos los caminantes en la vida, domiciliados en cualquier lugar, cercanos y alejados…?

 

  • Sí quiero… Serás como Natanael, Felipe, Pedro, Andrés y todos los presbíteros que han existido y existirán…

 

 

  • Consecuencias:

 

  • Sacerdote, hombre de Dios que anuncia con sus palabras una Palabra que no es suya: es de Dios y es de /para la comunidad.

 

  • La Palabra escuchada, meditada, contemplada, orada, antes de ser predicada…. Necesitamos sacerdotes audibles, visibles, creíbles.

 

  • Hoy el sacerdote es comunicador, o no es un buen sacerdote… Prepararse todos los días. No sólo es cuestión de técnicas… Es cuestión de espíritu.

 

 

 

  • Sacramentos del orden y de la Eucaristía

@signorbar
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

2 de julio de2013 ©Diócesis de Zacatecas