ORDENACIÓN SACERDOTAL DE EVERARDO Y RODRIGO

Pedregoso, Decanato de Pinos

17 de julio. 2013

 

 

1. La invitación a participar en...

 

Muy estimados diáconos Everardo y Rodrigo: 

 

Señor, tú me llamaste

Para ser instrumento de tu gracia

Para anunciar la Buena Nueva,

Para sanar las almas.

 

Instrumento de paz y de justicia,

Pregonero de todas tus palabras,

Agua para calmar la sed hiriente,

Mano que bendice y que ama...

 

Señor, tú me llamaste...

 

  • Ustedes han escogido estas palabras/frases/espiritualidad/mística para invitarnos (engancharnos) a la celebración litúrgica del sacramento del Orden.

 

    • Aquí estamos para celebrar la presencia amorosa de Aquel que nos ha llamado y enviado... Él los consagra hoy para ser instrumentos, pregoneros, curadores (no curanderos), agua-canal-gotas de gracia, manos-brazos-corazón que bendice y que ama.

 

    • Aquí estamos para celebrar la presencia de dos creyentes que han escuchado la voz del Buen Pastor, del Viñador: EVERARDO y RODRIGO. Su presencia es un sí humilde, sencillo, generoso, confiado… AQUÍ ESTOY, SEÑOR, ENVÍAME…, Como miembros de la Iglesia... Como el sí de JESÚS, María, José, Pedro, Juan... Y de tantos sacerdotes en 149 años de historia de nuestra diócesis.

 

    • Aquí estamos, gracias a la presencia de la Iglesia, de esta Iglesia, comunidad de Pedregoso, Pinos, Zacatecas... Gracias a la Iglesia doméstica de su familia SOTO MONTOYA y DE LA ROSA CORTÉS  --- ---- donde nacieron a la fe, crecieron y cultivaron la fe... Gracias... PAPÁ, MAMÁ, HERMANOS, ABUELOS, TÍOS, PRIMOS.... COMPAÑEROS Y AMIGOS...

 

 

2.  La Palabra de hoy

 

En este ambiente eclesial/litúrgico/fraterno/familiar, disfrutamos la Palabra que ilumina nuestro caminar como Iglesia... la saboreamos como alimento de vida... La volvemos a escuchar en este inigualable ambiente...

 

  • Desde antes de formarte en el seno materno, te conozco... No digas que eres un muchacho, pues irás a dónde yo te envíe y dirás lo que yo te mando... No tengas miedo, porque yo estoy contigo para protegerte... Desde hoy pongo mis palabras en tu boca... ESTAMOS EN MANOS DE DIOS... SOMOS DE DIOS... SOMOS SERVIDORES DE DIOS... TODO A FAVOR DEL PUEBLO EN LOS DESIERTOS DE NUESTROS TIEMPO. Tú eres sacerdote para siempre.

 

  • Hombre escogido de entre los hombres... Para intervenir a favor de ellos ante Dios... Para ofrecer dones y sacrificios por los pecados del pueblo... Claro que se refiere a Jesucristo, Sumo y eterno Sacerdote... Por pura bondad ustedes participan hoy de su sacerdocio para ser sacerdotes que ofrecen el don de su vida y los dones del pueblo... Para ofrecer sacrificios por los pecados del pueblo... SEÑOR, ¿POR QUÉ TENGO QUE CARGAR ESTA CRUZ DE LOS PECADOS PROPIOS Y LOS DEL PUEBLO? El misterio del amor redentor de Cristo que se perpetúa en la Iglesia a través del amor del siervo/servidor a tiempo completo, el sacerdote... Tú eres sacerdote para siempre.

 

 

  • Como el Padre me ama, así los amo yo... Permanezcan en mi amor... Les he dicho esto para que i alegría esté en ustedes y su alegría sea plena... ¿Qué es el sacerdocio? ¿Realización personal? ¿Llamado incondicional y respuesta incondicional? ¿Búsqueda de uno mismo? ¿Búsqueda de la voluntad de Dios? Sólo se comprende y se puede vivir desde el amor de Dios... Cuando se comprende y se vive desde el AMOR, el fruto no se deja esperar, la alegría completa. ¿No será la completa realización de la persona? Es fruto, es disfrute... Tú eres sacerdote para siempre, para siempre feliz... Así esperamos.

 

3. Para hacer el proyecto de vida de la alegría...

 

  • Todo el rito de Ordenación lo expresa con oraciones, gestos, presencias....

 

  • La Iglesia en nuestro tiempo en el Directorio para el ministerio y la vida de los presbíteros (9a. edición, 11 febrero 2013)... PARA EL MINISTERIO... Y LA VIDA... 

 

"El ministerio sacerdotal es una empresa fascinante pero ardua, siempre expuesta a la incomprensión y a la marginación, y, sobre todo hoy día, a la fatiga, la desconfianza, el aislamiento y a veces la soledad.

 

"Para vencer los desafíos que la mentalidad laicista plantea al presbítero, éste hará todos los esfuerzos posibles para reservar el primado absoluto a la vida espiritual, al estar siempre con Cristo, y a vivir con generosidad la caridad pastoral intensificando la comunión con todos y, en primer lugar, con los otros presbíteros. Como recordaba Benedicto XVI a los sacerdotes, 'la relación con Cristo, el coloquio personal con Cristo es una prioridad pastoral fundamental, es condición para nuestro trabajo por los demás. Y la oración no es algo marginal: precisamente rezar es 'ofició' del sacerdote, también como representante de la gente que no sabe rezar o no encuentra el tiempo para rezar". (48)

 

 

4. Iglesia orante...

 Iglesia reunida para Ordenar a nuevos presbíteros en un contexto inequívoco de oración, como en el cenáculo, en esta catedral en Pedregoso... 

 

Sigamos celebrando nuestra fe. Pasamos a la Liturgia del Sacramento del Orden.

@signorbar
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

17 de julio de2013 ©Diócesis de Zacatecas