Escudo episcopal de Mons. Sigifredo Noriega Barceló

​​

  El óvalo significa infinitud. El episcopado es iniciativa de Dios, don de Dios, gracia de Dios. Detrás del óvalo, y sosteniéndolo, está el báculo, signo del Buen Pastor que acerca la infinitud del amor de Dios a todos sus hijos.

(Me impresionó ver el báculo como signo de la naciente diócesis de Ensenada en la celebración del día 29 de enero de 2007, en Tijuana. Por eso escogí el báculo como signo episcopal en el escudo).   

Elementos:

•De la Cruz brota la salvación para todos (color amarilloque se irradia desde el centro de la cruz). El Obispo está llamado a serServidor del Evangelio a través del ministerio de la esperanza.

•El hoy de la salvación de Jesucristo se realiza principalmente a través delSacramento de la Eucaristía. En el escudo está representada por la espiga y por la vid que brotan del tronco de la Cruz gloriosa.  Almismo tiempo la espiga y la vid son fruto de la tierra y del trabajo del hombre​de estas tierras que identifican el origen y el destino del Obispo.

•Al pie de la Cruz gloriosa aparece una flor que representaa María, la siempre fiel al pie de la cruz de su Hijo y al pie de la cruz de sushijos. María ha acompañado y seguirá acompañando el peregrinar de la Iglesiahasta el final de los tiempos.

​ 

 

La hoja de trigo, partida en dos, que sostiene larepresentación de la Cruz, significa al Seminario de Ciudad Obregón,espacio-tiempo donde se formó el Obispo (Hasta que Cristo se forme en ustedes).

 

  • En la parte superior del escudo aparece una secuencia de cerros y de otros elementos que identifican el lugar de origen, crecimiento y destino del Obispo: Granados, Ciudad Obregón, Ensenada y Zacatecas. ​

  • La Cruz gloriosa de Jesucristo (estilo y color     franciscano)es el signo por excelencia de la redención. Por tanto, es el centro de la vidadel Obispo y de su Iglesia particular. Con este estilo de Cruz  quiero reconocera todas las personas que trajeron el Evangelio a estas tierras. 

 

El lema:

Ite in vineam meam (Vayan a mi viña).

El Obispo es un enviado por Dios para que sirva al Evangelio.

La viña es la palabra-parábola a través de la cual Dios se dirige cariñosamente a su pueblo. El Obispo es enviado hoy a este pueblo que se identifica, en su escudo, con la vid.