Dar la vida en la alegría de ser con Jesús

 

Ordenación Presbiteral de FERNANDO RAFAEL Llamas Puente,

Capilla del Seminario Mayor,

Guadalupe, Zac.

26 de mayo de 2018, 12.00 hrs

 

 

 

  1. Dar la vida…

 

  • “El Padre los invita a salir para lanzarse hacia un futuro no conocido pero prometedor de seguras realizaciones, a cuyo encuentro Él mismo los acompaña. Los invito a escuchar la voz de Dios que resuena en el corazón de cada uno a través del soplo vital del Espíritu Santo”.

Carta del Papa Francisco a los jóvenes con ocasión de la presentación de la XV Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos 2018.

 

  • “Ese día (16 de julio, 2009) Dios me concedió una gracia, me llené de valentía y fui capaz de tomar una decisión, sin miedo, arriesgándome a dejarlo todo; ese momento fue para mí una claridad en medio de toda la incertidumbre. Y pude hacer mías las palabras del profeta Jeremías: “¡Me sedujiste, Señor, y me dejé seducir! Fuiste más fuerte que yo y me venciste”. Y así lo sentía, me venció, me ganó, me enamoró. En ese momento salí de misa convencido de lo que quería hacer de mi vida... Confiando siempre en aquel que me estaba llamando.”

Historia de la vocación de FRLLP

El tiempo y los tiempos del proceso vocacional, llamada-discernimiento-respuesta… Hoy se cumple: de la inquietud inicial a la realización…

 

  • Tu familia de sangre, primera Iglesia que te presentó a quien te llamaba a ser sacerdote…  “(Al salir del preseminario) mis papás me preguntaron qué había decidido. Y respondí que quería entrar… Mis papás me apoyaron… recuerdo que les dio tristeza dejarme en el Seminario… Me repetían una y otra vez que si había un día que no estuviera contento en el Seminario les dijera y ellos vendrían por mí… Platiqué con mi novia, me comprendió, me dijo que estaba bien, que si era lo que yo quería me apoyaba aunque le doliera, pero que siempre contara con ella”.  

Las historias del proceso vocacional… Luchas interiores… Búsqueda… Discernimiento… Decisiones… DECISIÓN. Muchas gracias Agustín de Jesús y Herminia, Agustín de Jesús, hermano… Primer Seminario para dar la vida…

 

  • Tus formadores: “(Fernando) es un joven que manifiesta alegría por su vocación al sacerdocio al que ha sido llamado por Dios”… “Considero que Fernando es un buen candidato para el orden sacerdotal… Conoce sus limitaciones y fortalezas, trabaja para seguir superándose y creciendo humana y cristianamente, conoce la realidad en la que se desenvuelve y le gusta convivir con los jóvenes…”

Testimonios de Formadores

 MUCHAS GRACIAS: formadores, maestros y compañeros del Seminario… En camino a celebrar 150 años… Tierra y tiempo para acompañar el cultivo de la vocación… Gratitud eterna a quienes acompañan, facilitan, enseñan, disciernen, aconsejan, soportan con la luz los momentos críticos… No hay Iglesia sin Eucaristía… No hay Eucaristía sin Sacerdote… No hay Sacerdote sin Seminario.

 

  1. Dar la vida para generar vida

 

  • “El buen Pastor da la vida por sus ovejas”, has elegido como lema que resume y proyecta tu espiritualidad pastoral. Qué esperanzador es mirar hacia el futuro de una vida de entrega… Te define como sujeto en el camino de la ascensión espiritual… Diseña un futuro de vida entregada, vida plena (soy feliz)… con/para los demás…

 

  • En el famoso himno del amor (I Cor 13) san Pablo dice que el amor debe ser ‘sin límites’… ¿Podemos poner límites al amor? Depende de ti, de lo que hagas con la gracia de Dios, de tus talentos, del saber estar ahí como sujeto ante las oportunidades… Es necesario cuidar/cultivar/vigilar las etapas de vida del sacerdote en las expresiones y manifestaciones del amor sin límites: la acogida, la sencillez, la cercanía, la creatividad, la alegría, la fraternidad, la solidaridad …

 

  •  La clave para no poner límites está en la apertura… a la que el amor de Dios y al prójimo nos lanza… Sigue el ejemplo de María y de todos los santos. 

 

  • El sacerdote está diseñado para generar vida dando la vida… (Evangelio). ¿Qué vida? La vida de Dios que nos hace hijos amados, amigos, no siervos ni empleados… Para construir fraternidad en un mundo dramáticamente individualista…que hace a un lado a Dios y al prójimo… Gran reto…

 

El pueblo de Dios te llamará  ‘padre’… La paternidad es generar vida, acompañarla, cuidarla… El sacerdote, porque está dando la vida, ya no se pertenece… Es servidor permanente de la vida para los demás… La espiritualidad de la ofrenda en la Eucaristía y la atención eucarística en actitudes…

 

  • El sacerdote es hombre de Dios, ‘tomado de entre los hombres’ no para uniformar en una sociedad plural sino para unir, crear lazos, sintonías, sensibilidades compartidas, corresponsabilidades, perspectivas de vida… = fraternidad…

 

Lograr una sociedad de hermanos en las comunidades y más allá de las comunidades… En la ciudad de los anonimatos, donde las puertas y ventanas se cierran,  a la defensiva…

 

Generar vida (esperanza, seguridad, paz, serenidad) cuando hay tantas personas y familias heridas… En una sociedad encerrada en sí, fragmentada, con visión de corto alcance, que le apuesta al momento, no al futuro de las siguientes generaciones.

 

  • “No digas que eres un muchacho, pues irás a donde yo te envíe y dirás lo que yo te mande. No tengas miedo, porque yo estoy contigo para protegerte” (primera lectura). No se trata de lugares, solamente… Sino de las situaciones de la vida urbana o rural… De periferias…

 

  1. Generar vida nueva en la Iglesia para el mundo

 

  • Una misión hermosa, necesaria, urgente… Exige amar sin límites a las personas, a la creación, a la sociedad = caridad social, política… Una misión de enorme beneficio al caminar humano, a la humanización…  

 

  • En esta Iglesia que busca renovarse… Agentes nuevos para una Iglesia que se renueva, reza el objetivo/lema de este año en nuestra ruta de renovación… Imposible atender a cada bautizado… Posible hacerlo a través de la formación de líderes laicos para los nuevos escenarios…

 

  • Obstáculos: ser gente de mente, de corazón, de criterios cortos, de planes demasiados cerrados… Esto impide la misión cristiana en un mundo abierto y libre… Es quizás la razón por la que la misión de la Iglesia está mermada, no es atractiva…

 

  • Agente de renovación para una Iglesia que se renueva… ¿Cómo? Lánzate como lo hiciste para responder al llamado primero en tu proceso vocacional: Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

 

  1. El rito

 

  • La Palabra se hace sacramento…

  • El Sacramento se hace misión…

  • No tengas miedo…

@signorbar
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • YouTube Social  Icon
  • Instagram Social Icon

26 de mayo de 2018 ©Diócesis de Zacatecas